• Galego
  • Español
  • English

Embajadores del Agua

Quizá sea este el título que les corresponda a Miguel Aragón y Miguel Sequeiros, inseparables de la profesora Lydia Castro, tras su participación en el Stockholm International Water Price. El galardón -el “Nobel del Agua” juvenil- se ha dirigido a un novedoso proyecto de purificación del agua llegado de Singapur. Junto al nuestro, estuvo al alcance de 33 equipos provenientes de otros tantos países, tras un proceso de selección al que llegaron más de 10.000 propuestas. Aragón y Sequeiros no se han podido traer a casa la estatuilla; se traen un montón de vivencias, de amistades, de conocimiento, la satisfacción del trabajo bien hecho y el orgullo de haber estado representando a España en la World Water Week. Representantes de la “Marca España”, tuiteaba el amable personal que nos recibió en la Embajada de Estocolmo; representantes también de Galicia, de Ourense y -no podía ser de otro modo-, embajadores de Maristas, de nuestro cole. ¡Enhorabuena y gracias por ello!

El agua, ese bien preciado y en peligro, abre las puertas a las metáforas. Las gotas de agua son anónimas; su rastreabilidad, difícil: ¿qué hay antes del grifo, la planta depuradora y el río del que provienen? A este proyecto de eliminación de las toallitas higiénicas a partir de la capacidad del gusano de la miel de descomponer el polietileno se le puede buscar su origen en un trabajo de Cultura Científica de 1ºBAC que su profe animó a presentar a un concurso, la victoria en Madrid de la fase nacional organizada por Fundación Aquae y la Escuela del Agua el 23 de abril, y el salto a Suecia. De Ourense a Estocolmo, seis meses, 2595 Km en línea recta. Pero la realidad tiene muchos y ricos matices sinuosos: las investigaciones de las Universidades de Cantabria y Cambridge que sirvieron de base, la inquietud del profe de Biología por participar ya en años anteriores en la Semana del Agua promovida por la Diputación de Ourense, la asunción de varias propuestas interdisciplinares por otros docentes, el interés en clase del grupo de alumnos que motiva la enseñanza, la profesionalidad de los técnicos de VIAQUA y sus explicaciones en la visita a la depuradora, la sensibilidad ecológica al ver in situ el problema… ¿Hasta dónde habría que remontarse: “El Color Verde” y la formación en valores, el tesón que se adquiere a través del deporte, aquel profe de las primeras etapas, sin duda la educación en casa…?

Origen irrastreable. Destino incierto. El agua que horada montañas. ¿Quién recogerá esta idea y dará una respuesta ecológica y viable al problema de la eliminación de las toallitas? ¿Dónde veremos a estos dos Migueles en unos años? ¿A sus compañeros de promoción? ¿A los niños que el día 12 se estrenan en Infantil?... Así, el agua, foco de un gran proyecto, se convierte en metáfora de un recorrido de aprendizaje e investigación, pero también de un gran sueño educativo que como Colegio compartimos. ¡Enhorabuena a ambos Migueles y a la profe Lydia por haberos convertido en nuestros representantes, en sus embajadores!